Asesoramiento y orientación a familias

Hoy en día hay mucha información acerca de la educación y la crianza. Aprendemos a consumir esos contenidos y a comprar productos para esto y para lo otro. Sin embargo nadie nos enseña a escucharnos a nosotros mismos y a nuestr@s hij@s, dándose situaciones de gran confusión en las que algunos padres y madres no saben como adaptar esa información a su caso concreto.

Este servicio surge tras nueve años de trabajo con familias, comprobando la facilidad con la que se pueden prevenir conflictos y resolver situaciones enquistadas tras recibir una adecuada orientación.

Recuerdo un caso de unos padres no podían dormir por las noches porque su hijo de 7 años se levantaba cada dos o tres horas para preguntarles si ya era la hora de despertarse. Estos padres habían hablado con el niño y le habían explicado que tenía que estarse en su habitación hasta que ellos lo llamaran, pero eso no funcionaba, y así noche tras noche su hijo se despertaba e iba a su habitación. Cuando me lo comentaron les pregunté si sabían porque el niño necesitaba saber cuándo era la hora de levantarse. Ellos no lo sabían, no se lo habían preguntado. Solo le habían explicado lo que tenía que hacer, pero no habían visto a su hijo, no lo habían escuchado. Les pedí que imaginaran porqué podría hacer eso, y me comentaron que era un niño muy organizado al que le gustaba controlar sus cosas y que probablemente tendría miedo de quedarse dormido para ir al cole. Les indiqué que se lo preguntarán, pero esta vez escuchando al niño y buscando con él una solución. Además les propuse que si era ese el problema, podían proponer conjuntamente con el pequeño una solución, por ejemplo comprar un despertador que le gustara con una alarma que él pondría todas las noches antes de acostarse señalando la hora a la que quería levantarse.
Tras estas simples orientaciones esa familia fue a casa y las puso en marcha. En la siguiente reunión me dijeron que efectivamente su hijo estaba inquieto por quedarse dormido y por eso buscaba el apoyo de sus padres ante su incertidumbre. Estos lo escucharon y le enseñaron una forma de poder ayudarse él mismo ante esa cuestión: el reloj-despertador, que al niño le pareció una estupenda ayuda. No obstante sus padres seguirían estando ahí por las mañanas para acompañarlo mientras se preparaba para ir al cole, pero él ya tenía respuesta a su necesidad y sus padres ya podían dormir tranquilos.

A veces unas pequeñas sugerencias solucionan situaciones que de no abordarse de forma adecuada pueden suponer graves conflictos en las relaciones con hijos e hijas deteriorando de forma considerable la convivencia familiar.

Por ello se ofrecen dos tipos de intervenciones:

a) Asesoramiento puntual ante dudas o dificultades concretas.

b) Creación de grupos de apoyo a la crianza o talleres para familias con hijos e hijas de edades similares, donde a través de la guía de un profesional, se reflexione sobre diversos aspectos que pueden suponer dificultades.

Entre las temáticas que pueden tratarse están:

  • Ser padre o madre y los distintos estilos de maternaje o paternaje: qué supone esta etapa en la vida de una persona, qué cuestiones se hace, qué siente, qué cambios se producen en su vida individual y como pareja, diferencias entre la vivencia del hombre y de la mujer, nuevos tipos de familia, estilos de ser madre o padre y los efectos que pueden producir en hijos e hijas.
  • Desarrollo de hijos e hijas en distintas edades: qué es lo normal, cuándo debemos preocuparnos, cómo estimular el desarrollo en las distintas etapas.
  • Crianza con apego: qué es el apego, cómo se establece una base segura, bases neurocientíficas.
  • Comunicación en familia: qué trasmitimos y cómo lo hacemos, qué aspectos facilitan o dificultan la comunicación, cómo influye lo que no decimos, el cuerpo también se comunica, estilos de comunicación.
  • Las normas y los límites: su importancia, cómo se trabajan en familia de una forma amorosa, dificultades para trabajarlos.
  • Educando a personas: qué sucede con los valores más básicos, ¿educamos en cuestiones como la paz, la tolerancia, la solidaridad, etc.?, cómo se transmiten los valores.
  • Las rabietas en la edad infantil: qué son y cómo afrontarlas.
  • Lactancia materna: beneficios, desarrollo de una lactancia feliz.
  • Celos y rivalidad entre hermanos: acompañar a hijos e hijas en el aprendizaje de la convivencia
  • Inteligencia emocional: qué es, cuáles son sus componentes, cómo trabajarlos en familia (autoestima, habilidades sociales, pensamiento positivo, autocontrol emocional, empatía, conocimiento de uno mismo…)
  • El juego y su importancia para los hijos
  • Alimentación, sueño e higiene en los primeros años: distintos modos de enseñar estos hábitos.
  • Motivación por el estudio y el aprendizaje
  • La adolescencia: qué sucede en esta etapa
  • Sexualidad: cómo trabarla en familia, trabajar un modelo saludable de sexualidad con hijos e hijas.
  • Prevención de drogodependencias: promover estilos de vida saludables, signos que pueden alertarnos, cómo prevenir comportamientos de riesgo.
  • Nuevas tecnologías: fomentar un uso adecuado en familia (móviles, Internet, videojuegos)
  • Etc.….

Siempre me podréis sugerir temáticas concretas que queráis tratar, estas son sólo algunas sugerencias de los talleres con más demanda.

Este último servicio está enfocado para grupos informales de padres y madres, AMPAS, asociaciones, otras entidades públicas o privadas, docentes o cualquier grupo interesado en este tipo de cuestiones.